La capa de un vino

¿Qué significa que un vino es de capa alta, media o baja? La capa es un término que se refiere a la vista, al color e intensidad cromática del vino. Un aspecto muy interesante este –sobre el que no se habla demasiado- porque si las condiciones lumínicas son idóneas es una experiencia interesante adivinar en función del color cuánto tiempo tiene el vino, o incluso cuál es la uva de la que está hecho. La capa es mas fácil de apreciar en los vinos tintos pero se puede hablar igualmente de capa alta, media, o baja en los blancos. Si tomamos como ejemplo los tintos, un vino de capa alta es aquel que es muy oscuro, muy concentrado. En España la tinta de toro –en Zamora y aledaños- o la monastrell –de la zona de Levante-, dan vinos muy cubiertos. Suele ser una característica de los vinos jóvenes. Se habla de capa baja cuando miras el vino a través de la copa y el color te permite ver lo que hay detrás. En general suelen ser vinos con más tiempo, por ejemplo grandes reservas, porque con el envejecimiento el vino tinto tiende a perder intensidad de color. Pero hay algunas uvas, por ejemplo la pinot noir, que dan vinos con menos intensidad de color aunque sean jóvenes. Y la capa media sería a mitad de camino.

Si las condiciones lumínicas son idóneas es una experiencia interesante adivinar en función del color cuánto tiempo tiene el vino, o incluso cuál es la uva de la que está hecho.

En los vinos blancos, la capa alta la encontramos en los pedro ximénez y otros vinos de jerez, con colores caoba. La capa media se identificaría con tonos cercanos al dorado, que podemos encontrar en vinos dulces como los sauternes, tokajs o de vendimia tardía en España, tanto en Navarra como Andalucía y Levante. También en vinos secos que llevan tiempo en botella, porque tienden a oscurecerse. La capa baja es para los vinos jóvenes o aquellos en los que predominan los tonos pajizos.

Recomendar
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIN
  • Pinterest
Compartir