Cuándo decir “este vino es redondo”

¿Cuándo puedo decir que un vino es redondo?

Aterciopelado también. Son palabras equivalentes y se refieren a una característica del sabor. Significa que el vino es muy agradable cuando entra en la boca y en el recorrido hasta que llega al estómago, por eso la metáfora del terciopelo. En elsaUcacorchos nos gusta mucho la expresión sin aristas: que el alcohol no se nota, que no es tánico por exceso de madera, que la acidez también está equilibrada, que los sabores a fruta no son muy pesados… y que no te cansas de beberlo. En vez de un poliedro lleno de ángulos y de aristas el vino redondo, se desliza desde que entra en la boca hasta que termina en el estómago sin dejar huellas negativas.

Significa que el vino es muy agradable cuando entra en la boca y en el recorrido hasta que llega al estómago, por eso la metáfora del terciopelo.

Generalmente los vinos que tienen un tiempo en botella es mas fácil que sean redondos, porque la juventud –también en el vino- es sinónimo de mucho nervio, mucho impulso. Truco casero para saber si un vino es redondo: dejarlo que suba de temperatura un poco mas de la cuenta, tomamos un poco, lo aguantamos unos segunditos en la boca, y si no nos duerme los labios por dentro ni nos da una sensación alcohólica, como de tomar un licor en vez de un vino, merece que le califiquemos como redondo o aterciopelado.

Recomendar
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIN
  • Pinterest
Compartir