La temperatura

ojo con el frío excesivo

La temperatura
LSA-Madrid-Champagne-Bucket

Ya hemos dicho que una de las hipótesis de partida innegociables para elsaUcacorchos es no tomar el champagne demasiado frío. Los sabores y muchos aromas se anulan, y el champagne es una bebida demasiado valiosa para quitar la sed. Pero vayamos mas allá. El frío –menos de 11-12 grados-  tiene otros dos efectos negativos: hace que el carbónico –la burbuja- se revolucione y marca bastante la acidez respecto a otras características de la bebida. En resumen, el champagne se desequilibra. En cambio, si vamos al otro extremo –un mas caliente, 14-15 grados- estos problemas no se producen y, además, aparecen sabores de fruta blanca madura, pastelería y frutos secos que son agradables. Efectivamente el trago se hace más corto, apetece beber menos cantidad, pero ya sabemos que si leéis esto es porque respetáis el champagne y queréis tomarlo con moderación, la primera regla de oro de elsaUcorchos.

Recomendar
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIN
  • Pinterest
Compartir
Etiquetar